Herpes Genital – Prevención y contagio

El herpes genital o el VHS tipo 2, en palabras simples, es una infección causada por este virus en el área de los genitales de ambos sexos. Se contagia mayormente por tener relaciones sexuales sin protección con la persona infectada. 

Mucha gente que hoy padece de este virus no sabe que lo tiene y se lo puede pasar a otros. Aun cuando la aparición de la infección no resulta ser de gravedad -en pacientes que no están inmuno-comprometidos- La apariencia de las costras que causa la infección hacen que la persona que lo padece se sienta desdichada pudiendo causar estados mentales de tristeza y desánimo. Aquí te explico cómo prevenirlo y la clave para poner a raya ha tan indeseable virus.

El herpes genital se contagia sin síntomas

herpes genitalSi tienes motivos para pensar que tu pareja tiene relaciones sexuales con alguien más, o ha tenido diversas parejas sexuales en el pasado, entonces debes considerar que el contraer herpes es una posibilidad. El VHS tipo 2 puede permanecer en tu compañero o compañera sin mostrar ningún síntoma por un período no menor a 20 días. 

Después de este tiempo, y dependiendo de las defensas del organismo, pudieran presentarse síntomas tales como fiebre, dolor en el área de la ingle, dolor en las coyunturas y ampollas, mostrando claramente el comienzo de este mal. Pero como señalamos al principio, aunque los síntomas no suelen ser mortales para individuos saludables, tienden a causar estados mentales frustrantes e incluso arruinar una relación de pareja. Si ocurren síntomas de tristeza, depresión, poca socialización, o conflictos en la pareja debe consultar a su médico sobre una posible visita a un consejero o terapeuta de la salud mental. 

Muchas veces vienen también sentimientos de culpabilidad, debido al hecho de que los síntomas pudieran no ser tan notables y ser confundidos fácilmente con otra cosa. Si ese fuera el caso, entonces la persona infectada se convertiría en portador y podrá transmitir el virus con cuantos se acueste. 

Y aunque el virus pudiera estar dormido por años o un largo tiempo, puede aparecer al en el momento de comenzar una nueva relación causando desconfianza en tu pareja. Lo mejore para tratar esto, como en todo tema de pareja, es la comunicación abierta y franca. 

Tratamiento para el herpes genital

Los tratamientos convencionales son siempre medicamentos anti-virales, a veces en tableta y/o cremas para el herpes. 

El asunto es que muchas veces estas medicinas funcionan a la perfección para ayudar a la mejoría rápida de las costras, ampollas, enrojecimiento, entre otros síntomas. 

Nada definitivo se ha podido conseguir aún para poder conseguir que virus no vuela a recurrir, y mucho menos a eliminarlo del todo. 

Este virus una vez dentro se queda dentro. Dependiendo de las defensas del organismo las recurrencias del virus podrían ser muchas o casi ninguna. 

Herpes genital – Prevenir antes que lamentar

La prevención es de suma importancia, y cuando se trata de virus de transmisión sexual, la protección por excelencia es el condón. 

Sin embargo, no hay que olvidar que el virus pudiera estar sobre la piel del individuo en las áreas afectadas por las ampollas, cuyas secreciones pueden contagiar el virus. 

Así que no solo se transmite por el semen o secreciones vaginales durante el coito, sino que puede ser por contacto directo con las secreciones de las llagas o pequeñas ulceraciones. 

Lo que debes recordar.

La mejor forma de poder saber si alguien padece de herpes genital es acudiendo al médico para un examen de sangre.